Palabras para B: HIJA DE RA.

20 de marzo de 2017

HIJA DE RA.

Hace mucho tiempo, en Egipto, asignaban un Dios a cada nacido. Decían que para aquellos que se habían encontrado con la vida en los días del 16 de Julio al 15 de Agosto, pertenecían al Dios Ra.

A una nacida en el día 11 del mes de Agosto, Ra la dotó con el elemento del fuego, y se forjó dócil, amigable y fiel en su vida. De tendencia positiva, el Sol era su estrella y su número, el 1. Sentía sus energías en el Topacio, en el Loto y en el Ojo de Tigre.

Existiendo dos tipos de hijos de Ra, los rápidos y charlatanes, y los solemnes y observadores. Ella se cruzaba en un camino en común, honrada, alerta y objetiva.
Buscaba y se divertía con las discusiones demostrando lo bien enterada que estaba sobre diversos temas, llegando a ser despiadada con los demás.


Cuando la molestaban era insoportable, ya que no tenía ni delicadeza ni autocontrol. Cuya personalidad era imponente, le encantaba ser el centro de las miradas del público. También era divertida y no dejaba pasar una oportunidad para contar sus aventuras.

Era una apasionada de su trabajo, su aplomo y tesón que le garantizó el éxito.
En el amor siempre estaba dispuesta a la conquista, sus parejas tenían que complacerla y concederla todos sus deseos, ya que ella era merecedora de lo mejor. Pero ella también era complaciente con los demás.

Orgullosa, autoritaria y vital actuaba siempre con nobleza y franqueza debido a su gran seguridad personal. Llevó su vida con intensidad expresando sus emociones libremente, sin soportar la soledad, buscaba siempre la atención de los demás.

Siempre creativa, dando un toque personal a sus trabajos y todo lo que la rodeaba, compartía sus logros y generosidad. Con un gran sentido del humor y carácter, a veces era víctima de envidias y críticas.

Dedicaba su vida a dirigir e imponer justicia, enseñando a otros con su ejemplo a amar y luchar por sus objetivos. Mostrando al mundo que el amor verdadero comienza por uno mismo, su actitud positiva, alegre y objetiva le ayudó a lograr sus propósitos.
Su espíritu evolucionó controlando la vanidad personal, el egoismo y la tendencia a dramatizar todo.
Aprendió a no depender de la aprobación de los demás, evitando actitudes arrogantes y de ostentación.


Palabras para B: 382.
 
Inspirado en el horóscopo egipcio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario